¿Quiénes somos?

Aguapanelazo

El AguaPaneLazo es un acto de consolación que realizan jóvenes Misioneros de la Consolata para ser presencia, compañía y solidaridad en medio de los empobrecidos del continente América (habitantes de calle y en calle; comunidades indígenas; personas de la tercera edad; barrios, familias y niños en situación de vulnerabilidad).

Nació en la ciudad de Ibagué el 7 de marzo de 2014 y hoy hace presencia misionera en 11 ciudades de Colombia y en tres países de Latinoamérica: Argentina, Paraguay y México.

El AguaPaneLazo es misión ad gentes, es el anuncio del evangelio a los no cristianos y estos viven fuera y dentro de nuestras fronteras. Cuando es fuera la llamamos misión ad gentes ad extra y cuando es dentro la llamamos misión ad gentes ad intra o misión intergentes. Los habitantes de calle viven en una de las fronteras existenciales de nuestra ciudad, ir a ellos es salir de nuestras fronteras existenciales y muchas veces territoriales.

Muchas de las personas que participan en el Aguapanelazo son cristianas y otras no lo son. Por eso el aguapanelazo es misión ad gentes, porque permite el encuentro de cristianos y no cristianos en una frontera existencial concreta de nuestra ciudad, porque lleva jóvenes desvinculados de la vida eclesial y sacramental al encuentro con Jesús, en medio de los pobres que viven en las calles, barrios y realidades de la ciudad.

El AguaPaneLazo es animación misionera:

Porque el ejercicio del aguapanelazo pone animo misionero en el corazón de los jóvenes que lo realizan.

Porque es una práctica que explica implícitamente el sentido de la misión: comunicar las propuestas de Jesús.

Porque el aguapanelazo es un acto de consolación y de espiritualidad misionera que trabaja por otro mundo posible.

Los Diez Sentidos misioneros del Aguapanelazo

  1. Vive el mandato misionero: “Vayan por el mundo”. Porque los que lo practican van más allá de sus fronteras existenciales, dentro de las fronteras territoriales de nuestra ciudad.
  2. Vive el encuentro con Jesús en medio de “Los Pobres”.
  3. Vive animado y fortalecido por el Espíritu de Jesús en medio de las gentes.
  4. Vive el reconocimiento de Dios como Padre para poder reconocer al otro como hermano y hacer de la humanidad una familia.
  5. Vive la fracción del pan para reconocer al Señor: Según Jesús, el Pan para ser pan tiene que ser Partido, Repartido y Compartido.
  6. Vive la Bondad en la calle como santidad de vida.
  7. Vive la unidad de intentos como camino de salvación.
  8. Vive el Cuidado, el Respeto y el Servicio de la vida en las calles.
  9. Vive la Compasión – Misericordia como acto concreto frente a la necesidad humana.
  10. Vive la Consolación como sacramento de liberación.